Últimas reseñas

jueves, 19 de mayo de 2011

Juegos Florales escolares, Eduard Márquez y fragmentos de Roald Dahl


Holaa!

La idea que tengo para hoy es hablaros del concurso literario de los Juegos Florales escolares de Barcelona, de los cuales asistí ayer a la entrega de premios de la edición de mi barrio (l'Eixample).


  Más que nada quería alabar este proyecto que durante tantos años ha estado vigente y que creo que es una motivación para los niños, para que aprendan este arte de la escritura, este juego tan complicado como maravilloso. En el acto hubo una lectura muy entretenida de los relatos o poesías ganadores y yo realmente creo que hubo textos muy buenos de niños desde los 6 añitos hasta los 17. Me da pena que haya una tan baja participación en algunos sectores, y sobretodo que muchos de los niños que se presentan de pequeños luego acaben por no presentarse más cuando son mayores porque no ganan, es realmente triste que se rindan de esta manera.
Yo he participado todos los años, y aunque siempre he ganado algún accesito o algún segundo premio en mi colegio o posteriormente instituto, pocas veces he llegado a presentarme a nivel de distrito y nunca he llegado a pasar a la final que otorga los premios a los mejores textos de la ciudad. Aun así, estoy orgullosa de mí misma por no haberlo dejado nunca, por haberme esforzado en hacerlo y por haber presentado relatos en los que siempre he puesto todo mi empeño y todas mis ganas :)
Yo estoy totalmente en contra de que nadie te obligue a hacer nada, y por tanto me parece mal que se obligue a los estudiantes a participar, puesto que la lectura y la escritura son dos hobbies como cualquier otro y creo que cada persona, tenga la edad que tenga, tiene pleno derecho a decidir cuales son las actividades que le gustan y cuales no. No obstante, creo que es una experiencia muy bonita y recomiendo a todos los niños/estudiantes que tengan algún certamen literario cercano y que les guste escribir que participen y que no se dejen llevar por la vergüenza o por el "yo no ganaré”, porque no nos debemos dar por vencidos, pues el "no-ganar" ya lo tenemos y quien sabe si podemos descubrir una afición o un talento que hasta ese momento habían estado ocultos.
Eduard Márquez
Y para muestra un botón:
En la entrega de premios estuvo como invitado de honor el escritor Eduard Márquez, conocido y premiado por su poesía y por su literatura infantil y adulta. Las primeras palabras que dedicó a los asistentes fueron referidas a lo feliz que estaba de haber podido asistir finalmente a una entrega de premios de los juegos florales de Barcelona, pues aunque en su niñez siempre se presentó, nunca ganó nada.







Eduard Márquez hixo tambien una lectura de los consejos que daba el gran escritor Roald Dahl para llegar a ser un buen escritor, los cuales transcribo a continuación:


"He aquí algunas de las cualidades que debería poseer o tratar de adquirir si desea convertirse en escritor de ficción:
1.   Debe tener una imaginación viva.
2.   Debe ser capaz de escribir bien. Con eso quiero decir que debe ser capaz de hacer que una escena cobre vida en la mente del lector. No todo el mundo posee esta habilidad. Es un don que sencillamente se tiene o no se tiene.
3.   Debe tener resistencia. Dicho de otro modo, debe ser capaz de seguir con lo que hace sin darse jamás por vencido, hora tras hora, día tras día, semana tras semana y mes tras mes.
4.    Tiene que ser un perfeccionista. Eso quiere decir que nunca debe darse por satisfecho con lo que ha escrito hasta que lo haya reescrito una y otra vez, haciéndolo tan bien como le sea posible.
5.   Debe poseer una gran autodisciplina. Trabaja usted a solas. Nadie le tiene empleado. Nadie le pondrá de patitas en la calle si no acude al trabajo y nadie le reñirá si hace usted el vago. 
6.   Es una gran ayuda tener mucho sentido del humor. Esto no es esencial cuando se escribe para adultos, pero es de vital importancia cuando se escribe para niños.
7.   Debe tener cierto grado de humildad. El escritor que piense que su obra es maravillosa, lo pasará mal."*

Eduard Márquez enfatizó con mucho acierto, que estas cualidades, no solo sirven para el oficio de escritor, sino que son válidas para cualquier profesión, e incluso para cualquier aspecto de la vida.
En ese mismo texto, el cual es una autobiografía, he encontrado un fragmento que me ha enamorado, y que describe como fue el encuentro del autor con un escritor llamado C.S. Forester al cual no conocía, pero según Dahl era un gran genio de la escritura a quien él admiraba muchísimo. El fragmento en cuestión es el siguiente:

"Me sentía emocionado. Era la primera vez que hablaba con un escritor famoso. Le examiné atentamente mientras permaneció sentado en mi despacho. Lo que más asombrado me dejó fue que su aspecto resultara tan corriente. No había nada insólito en su persona. Su rostro, su conversación, sus ojos tras las gafas, incluso su atuendo eran de lo más normales. Y, pese a ello, me hallaba ante un escritor de historias que era famoso en todo el mundo. Sus libros los habían leído millones de personas. Yo esperaba que de su cabeza surgieran chispas o, al menos, que llevase una capa verde y larga y un sombrero deformado de anchas alas.
Pero no. Y fue entonces cuando por primera vez empecé a darme cuenta de que en un escritor que cultive la ficción hay dos vertientes claramente diferenciadas entre sí. En primer lugar, está la cara que muestra al público, la de una persona corriente como cualquier otra, una persona que hace cosas corrientes y habla un lenguaje corriente. En segundo lugar, está la vertiente secreta que aflora a la superficie sólo cuando ha cerrado la puerta de su estudio y se encuentra completamente solo. Es entonces cuando entra en un mundo totalmente distinto, un mundo en el que su imaginación se impone a todo lo demás y él se encuentra viviendo realmente en los lugares sobre los que escribe en aquel momento. Yo mismo, si quieren saberlo, caigo en una especie de trance y todo cuanto me rodea desaparece. Sólo veo la punta de mi lápiz moviéndose sobre el papel y muy a menudo pasan dos horas como si fueran un par de segundos."*

Roald Dahl
Al final de la entrada os dejo el link de la página web en la que he encontrado estos textos por si queréis leer la historia entera, la cual explica, entre otras cosas referentes a la infancia y juventud del autor, como después de estar en la guerra, el susodicho escritor C.S. Forester le buscó para que le contara los momentos más emblemáticos de su paso por la militancia, con el objetivo de escribir un artículo en la revista en la que trabajaba. Los dos hombres quedan para comer juntos, pero un complicado manjar les crea dificultades para comer y hablar a la vez, así que Dahl acaba proponiéndole que él mismo escribir él mismo su propia aventura:

"Me llevó a un restaurante francés, pequeño y caro, que había cerca del Mayflower Hotel de Washington. Encargó un almuerzo suntuoso, luego sacó un cuaderno de notas y un lápiz (los bolígrafos aún no habían sido inventados en 1942) y los colocó sobre el mantel.
—Vamos a ver —dijo—, hábleme de la cosa más excitante, aterradora o peligrosa que le ocurrió cuando pilotaba aviones de caza.
Traté de empezar. Empecé a contarle lo de aquella vez que me habían derribado en el desierto occidental y el aparato se había incendiado.
La camarera nos trajo dos platos de salmón ahumado. Mientras tratábamos de comérnoslo, yo intentaba hablar y Forester intentaba tomar notas.
El plato principal consistía en pato asado con verduras y patatas y una salsa espesa y sabrosa. Era un plato que exigía toda la atención del comensal además de sus dos manos. Empecé a perder el hilo de mi propia narración. Cada dos por tres, Forester dejaba el lápiz para coger el tenedor y viceversa. Las cosas no iban bien. Y aparte de eso, nunca he tenido facilidad para contar historias en voz alta.
—Mire —dije—. Si quiere, trataré de escribir lo que me ocurrió y se lo mandaré. Luego usted podrá reescribirlo como es debido. ¿No le parece que así sería más fácil? Podría hacerlo esta misma noche.
Aquél, aunque no me di cuenta entonces, fue el momento que cambió mi vida.
— ¡Espléndida idea! — dijo Forester—. Entonces ya puedo guardarme esta estúpida libreta y podemos disfrutar del almuerzo. ¿De veras no le importaría hacer eso por mí?
—No me importaría ni pizca —dije—. Pero no debe esperar que lo que escriba esté bien. Me limitaré a poner los hechos por escrito.
—No se preocupe —dijo—. Mientras escriba los hechos, yo podré escribir la historia. Pero por favor —añadió—, ponga muchos detalles. Eso es lo que cuenta en nuestra profesión, los detalles insignificantes, como, por ejemplo, que se le había roto el cordón del zapato izquierdo, o que una mosca se posó en el borde de su copa durante el almuerzo o que el hombre con quien estaba hablando tenía un diente partido. Trate de recordar todo lo que le sea posible.
—Haré lo que pueda —dije.
Me dio una dirección adonde podía mandar la historia y luego nos olvidamos del asunto y terminamos el almuerzo sin darnos prisa. Pero mister Forester no era un gran conversador. Ciertamente no sabía conversar tan bien como escribía y, aunque era amable y educado, de su cabeza no surgió ninguna chispa y lo mismo podría haber estado hablando con un inteligente abogado o corredor de bolsa."*

Como podéis imaginar, la historia que escribió Dahl (titulada Pan comido y que también se encuentra en la publicación Historias extraordinarias, la cual podéis leer en el link que os incluyo más abajo)  fue un todo un éxito y representó el inicio de su carrera como escritor.
Así pues, vemos con estas sabias palabras de Dahl como por la más absurda tontería, el llegó a ser lo grande que es hoy en día. Sin duda alguna eso debería servirnos a todos para dejarnos llevar por las vueltas que da la vida, que pueden llegar a ser muy sorprendentes, pero que seguro nos llegaran a algún punto que se convertirá en nuestra forma de vida.

*Todas las citas de esta entrada son de Roald Dahl, en el cuento Racha de Suerte - Como me hice escritor de su libro Historias extraordinarias.
 CLICKA AQUÍ PARA VER LA HISTORIA COMPLETA.

0 juegos! :

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por pasarte y por comentar :D TODOS los comentarios tendrán en breve una contestación mía en la misma entrada en que dejes tu comentario, así que ¡no dudes en pasarte a leer mi respuesta!

Y ahora sí que, sin más preámbulo, deja aquí tu juego de palabras :) un besitoo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...